“#Me Too” se llevó a Pablo Ross, Matos Berrido y los otros vienen en camino

0
17

Por Esteban Cabrera

“El creciente movimiento virtual “#MeToo”, que se traduce en español como: “Yo También”. Nació en las redes sociales en el mes de octubre, del 2017 en EEUU. Se  viralizó  como “hashtag” de inmediato por todo el mundo para denunciar agresiones, abusos y acosos sexuales.  Tiene su origen en las acusaciones de abuso sexual contra el productor de cine estadounidense, Harvey Weinstein. Este caso ha logrado unificar hasta ahora miles de mujeres que han sido víctimas de abusos y acosos sexuales.

La frase “MeToo” fue muy utilizada por la activista social Tarana Burke, luego, quien la hizo viral fue la actriz Alyssa Milano, animando a las mujeres a tuitear sus experiencias para demostrar la naturaleza del comportamiento misógino.

Ya  en EEUU las empresas están revisando sus políticas contra el acoso sexual, mientras las historias se incrementan con la etiqueta “#MeToo”. La lista incluye a poderosos de la talla de: Bill Cosby, Roger Ailes  y  Donald Trump. El concierto de acusaciones afecta a hombres de la industria del cine, la política, la televisión, medios de comunicación, gastronomía, periodismo y la lista se va incrementando a medidas que pasan los días.

La irrupción  de las redes sociales, han convertido al mundo en una aldea y las influencias culturales se están transfiriendo a través de ellas desde los países desarrollados hasta los  llamados del  tercer mundo.

Por ejemplo, antes,  la sociedad dominicana admitía el hecho de que los  políticos  acosaran sexualmente a las mujeres y que robaran y exhibieran los bienes adquiridos de forma irregular.  Ahora ya les  están empezando a vociferar: “ladronazos” y los avergüenzan delante de sus familiares y relacionados en las calles, muy especialmente los dominicanos que conforman la diáspora en el exterior, pero el fenómeno pronto lo estaremos viendo  dentro del país, aunque los políticos corruptos  impongan leyes que restrinjan la libertad de expresión y difusión del pensamiento. Eso ya nadie podrá pararlo.

Sin dudas, el “#MeToo” está empujando a nuestras mujeres a empoderarse. Ya lo vimos en el caso del comunicador Pablo Ross, que en medio de un doloroso proceso judicial y serias acusaciones de abuso sexual por parte de una hijastra y su propia esposa, aparecieron varias comunicadoras haciendo públicas sus acusaciones y señalamientos en contra de Ross. En muchos sectores existía la aprensión de que la influencia política del comunicador pudiera quebrar el brazo de la frágil justicia dominicana. El caso se virilizó y pablo se encuentra a buen recaudo en Najayo, por ahora.

El último caso ha sido el del dirigente Reformista, Leonardo Matos Berrido, quien debió adelantarse y declinar un homenaje que le rendiría la Liga de Beisbol Dominicano (LIDOM) colocando su nombre al torneo 2018-2019. Leonardo Matos Berrido, quien según un proceso criminal llevado en su contra, asesinó a su esposa, de nacionalidad peruana y madre de 3 niños, llamada Edith Gómez, el día 31 de octubre, 1982. Rápidamente las redes se inundaron y el caso se hizo viral.  Los medios tradicionales y programas de radio y televisión tuvieron que empezar de forma obligatoria a darle cobertura al   caso, porque los internautas ya empezaban a pedir un boicot a la liga. Nótese, que antes de este fenómeno viral y  universal, Matos Berrido fue Presidente de  la misma  (LIDOM) y nada pasó.

Ahora bien, de ahora en adelante, que se preparen los políticos y empresarios privados que se habían desenvuelto en un verdadero paraíso, donde el respeto por la integridad de la mujer era un mito. En RD existe la cultura de que quien tiene un cargo, público o privado, se cree  con derecho a la intimidad de las mujeres, sin importar que estas sean casadas o solteras. El acoso y abuso sexual está por todas partes. Así que ya verán los Senadores, Diputados, empresarios y funcionarios caer como moscas de ahora en adelante. “Es solo cuestión de días para que la lista en República Dominicana empiece a publicarse y hacerse viral. A esta lista no escaparán los jueces y fiscales corruptos y vendidos, políticos ladrones y como no,  todos los misóginos”. No quedará piedra sobre piedra!!.

Avatar

Leave a reply