DIPUTADOS DE LINEA BLANCA

0
11

Por: Lic. Juan Antonio Aquino García, CPA, MBA
Miembro del Comité Central del PLD.

A mí me agradaría entender un poco más el trabajo de nuestros diputados de ultramar, al menos el de los que por aquí elejimos. Nuestro amigo Alfredo Rodríguez, El Sr. Rubén Luna y José Morel. Sé que posiblemente todos tienen la mejor intención de servir a la comunidad y me consta que tanto Rubén como Alfredo, de alguna manera siempre asisten a nuestros ciudadanos con servicios funerales, neveras, estufas, televisores y hasta computadoras entre otras asistencias personalizadas. Eso está muy bien, pero resulta que los casi medio millón de electores de esta circunscripción, elejimos diputados para servir a la mayoría de esta zona de los Estados Unidos de Norte América.

Entiendo que no les elejimos para que les regalen a unos pocos, líneas blancas, refiriéndome a los enseres de la casa como estufas, neveras y lavadoras, naturalmente que igual se les agradece, sino para que dejen en su comunidad un legado tangible de su gestión. De ahí que siento que para los dominicanos y dominicanas que vivimos en el exterior nos satisfaría mucho conocer los proyectos de leyes que en nuestro beneficio hayan sometido al congreso y los que se hayan convertido en ley, las direcciones de sus oficinas en Estados Unidos, con teléfonos y direcciones donde los contribuyentes, sí, contribuyentes, pues somos una de las fuentes de ingreso más importantes que tiene la República Dominicana, puedan dirigirse para solicitar servicios.

Quizás ya es hora de que nuestros representantes ante el congreso dominicano, sometan proyectos de ley que devuelvan un poco de los aportes que hacemos a traves de nuestras remesas. Esos créditos podrían servir para la creación de centros hogar-salud de calidad para nuestros envejecientes y retirados que regresan al país, o créditos educativos para los hijos de dominicanos que quieran recibir educación técnica o universitaria. Talves créditos directos para la compra de su primera casa en U.S.A. o para asistencia y creación de ONGs que tiendan a mejorar, defender y proteger a nuestros nacionales en el exterior, incluyendo la imagen de nuestros jóvenes que son el futuro de nuestra comunidad. También centros comunitarios que sirvan para impartir Inglés como segunda lengua a los dominicanos recien llegados. Etc.

Creo que en general, todos nuestros representantes quieren lo mejor para nosotros, pero me parece que es hora de dejar de ser Diputados de Linea Blanca y convertirse en los Legisladores de la Diáspora, nuestras diputados de linea dura defendiendo y trabajando por su comunidad.

Avatar

Leave a reply