DISTRITO NACIONAL: PLAZA CODICIADA POR PARTIDOS, JÓVENES POLÍTICOS Y EMPRENDEDORES

0
15

Cortesía de Gobernanzasdigital.com

Por: Jesús Belén de la Cruz

Director 

“No todo el arte nuevo es revolucionario, ni tampoco verdaderamente nuevo. En el mundo contemporáneo coexisten dos fuerzas, la de la revolución y la de la decadencia”. José Carlos Mariátegui.   

Muchas caras nuevas adornan el menú de las opciones políticas hacia el proceso eleccionario del 2020. Sin embargo, es bueno precisar que en su gran mayoría, estos jóvenes representan cuotas de poder o son alfiles estratégicos de un ajedrez variopinto que dirigen políticos tradicionales. La sabiduría elemental nos enseña que “no todo lo nuevo es bueno y ni todo lo viejo es malo”. Hacemos esta reflexión partiendo del magno ejército de precandidatos jóvenes, políticos y emprendedores que se han lanzado a la conquista de la gran plaza político-electoral que representa el Distrito Nacional.

Desde hace un tiempo hemos visto como sobresalientes jóvenes, herederos de líderes políticos (no así de liderazgos), dirigentes comunitarios, figuras con arraigo social, hijos de connotados empresarios y emprendedores meritorios, han lanzado sus aspiraciones a cargos electivos. Lo que estamos presenciando, se trata de una verdadera “piñata”, donde todos los participantes quieren tomar los mejores dulces y golosinas del poder congresual y municipal.

Indiscutiblemente que la incursión de estos “pupilos” en el terreno del juego político le pone una sazón picante a la lucha interna de los partidos, además de que complica un poco el panorama para los actores tradicionales de sobrada formación política. Sobre todo, después que conocemos la terrible experiencia del fenómeno David Collado, representante del Grupo Vicini, donde en la búsqueda de la alcaldía del Distrito, en las pasadas elecciones, se pudo ver como papeleta mató a menudo y morocota se alzó con “to”.

Es un comentario en alta voz que esa misma familia, además de procurar mantener el control del gobierno local de la ciudad capital, ahora va tras la senaduría de esa demarcación territorial. Según nuestras fuentes, el joven empresario Rafael Paz, actual director ejecutivo del Consejo Nacional de Competitividad, sería su prospecto para esta jugada maestra. El joven ya hizo su anuncio de manera oficial, bajo la expresión de que: “el juego en la ciudad cambió”.

Aquí el panorama luce medio trancado, producto del arcoíris multicolor de aspirantes a una misma posición, y sobre todo, de un mismo partido. Reinaldo Pared Pérez, secretario general del partido de gobierno y miembro de su poderoso Comité Político, ocupa la senaduría del Distrito Nacional. Sin embargo, por el mismo PLD hay aspirantes de mucho peso, con respaldos político y económico bastantes significativos.

Como aspirantes a la senaduría capitalina, por el Partido de la Liberación Dominicana se perfilan: Rubén Vichara, Rafael Paz, Roberto Rosario, José Laluz, el diputado Elpidio Báez y el exalcalde Roberto Salcedo. Por el PRM, Faride Raful, Eduardo Sanz Lovatón y Alberto Atallah. Por el PRSC ha sacado la cabeza Jhonny Jones. Dominicanos por el Cambio anuncia a Marcel Fonfrias para esa posición.

Desde el PQDC, aspira Ricardo Fortuna. Por otro lado, Omar Fernández y Robertico Salcedo están haciendo piruetas y apariciones públicas, pero aún sus respectivos padres no definen por dónde los podrían presentar en esta plaza tan codiciada y conflictiva.

En la carrera hacia la alcaldía de esa importante plaza distrital, por el PLD tenemos al arquitecto Alejandro Montás, corriendo por el carril de adentro; al municipalista Domingo Contreras y al inquieto Omar Guevara. Por el PRD, ya lanzó sus aspiraciones el comunicador Hugo Beras; y por el Partido Social Demócrata, se ha propuesto al activista del movimiento “Por el País Que Queremos”, Bartolomé Pujals.

En estas aspiraciones debemos tener bien claro que, como se puede ver, aquí estamos hablando de precandidatos “reales”, “mediáticos” y de “postalitas”. Muchas variables se pudieran presentar, al momento de los partidos mayoritarios definir con quien competir, en esta lucha tenaz y sin cuartel.

En el caso particular del PLD, partido que todas las encuestas lo sitúan por encima del 40%, respecto a la senaduría, debemos analizar varios factores. Reinaldo Pared Pérez, actual senador y presidente de la Asamblea Nacional, secretario general y miembro del Comité Político de su partido, que actualmente mantiene sus aspiraciones a la presidencia de la República, de pasar en el congreso la modificación constitucional para la reelección de Danilo Medina, algo habrá que hacer con él, ya que una figura de su estatura política no se puede quedar fuera del escenario político de poder.

De convertirse en realidad los aprestos reeleccionistas de Medina, habría que sentarse en la mesa de negociación con el grupo del expresidente Fernández y pactar algunas candidaturas seguras. Lo mismo pasaría con los partidos aliados, principalmente con el PRD de Miguel Vargas. Recordemos que la pasada modificación constitucional se hizo posible gracias a los 42 diputados del PRD, con quienes se pactó “reelección por reelección”, además de garantizarles algunos puestos en el tren gubernamental.

Si las elecciones fueran hoy, la plaza del Distrito Nacional la define el partido de gobierno y sus aliados. La alta valoración de la gestión de Danilo Medina y la solidez de la marca PLD, establecen de manera clara y taxativa que solo la falta de acuerdos y entendimientos lógicos podría llevarlos a perder esta importante plaza política. Danilo Medina y Leonel Fernández, así como el poderoso Comité Político que les respalda no son tontos ni locos. El poder se comparte, y quien tenga más salivas siempre tragará más hojaldras.

Avatar

Leave a reply