El FBI mantuvo en secreto que rusos lograron hacer hacking en Florida, dice Rubio

0
8

Los funcionarios electorales de la Florida se quedaron sorprendidos cuando Robert Mueller sugirió vagamente  en su informe que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) creía que hackers rusos “lograron accesar” una red de votantes en el 2016, ya que el FBI lo sabía y se los ocultó, le dijo al New York Times el senador Marco Rubio.

Rubio le dijo al periódico  el viernes que un operativo de inteligencia detectó la violación de seguridad hace algún tiempo. Pero que los funcionarios nacionales decidieron proteger los métodos de inteligencia y emitir una advertencia a las 67 oficinas de elecciones de la Florida en vez de informar lo ocurrido a la oficina estatal o local.

“A todos se les ha dicho qué es lo que deben hacer para protegerse de la intrusión”, dijo Rubio. “No creo que las víctimas específicas de la intrusión hayan sido notificadas”.

Lo confirmado por Rubio, senador republicano y miembro del Comité de Inteligencia del Senado, aumenta las preocupaciones sobre la seguridad de las elecciones en un estado con 13 millones de votantes. De igual modo, agrega un nuevo dato sobre por qué ha habido tanta confusión acerca de si, realmente, la Florida fue penetrada en la campaña del 2016.

“Rehúsan decirnos en qué condado ocurrió. ¿Es un chiste esto? ¿Por qué no dijeron algo de inmediato?”, sentenció el gobernador Ron DeSantis el jueves en Miami, luego de que su secretario de Estado contactó al FBI para pedir más información tras la publicación del informe de Mueller pero no consiguió nada. “Me decepcionó mucho que no agarraran el teléfono, llamaran a mi agencia policial, llamaran al condado afectado y dijeran: ‘Oye. Tenemos un problema aquí’ ”.

Los demócratas floridanos en el Congreso también quieren indagar más en el asunto, posiblemente en futuras audiencias con Mueller o con el secretario de Justicia William Barr.

“No sé por qué es un secreto, por qué el nombre del condado no está en ese documento”, dijo la representante Donna Shalala. “Eso no está protegiendo la privacidad de nadie, de modo que esa es una de las preguntas que quiero hacerle [al Presidente de la Cámara Judicial Jerry] Nadler”.

La oficina del FBI no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios este sábado.

Los supervisores de elecciones de la Florida se dieron cuenta sobre intentos de penetrar la red de votantes de la Florida durante la recta final de las elecciones del 2016. Pocos días antes de la votación, VR Systems, una compañía de Tallahassee encargada de los programas de inscripción de votantes para gran parte de los 67 condados de la Florida, les advirtió a los supervisores que alguien había creado una cuenta de correo electrónico que aparentaba ser de la compañía y había enviado a las oficinas de elecciones documentos adjuntos con programas malignos.

Pocos meses más tarde, el FBI, la CIA y la NSA dieron a conocer un reporte no clasificado de inteligencia  donde se decía que “la inteligencia rusa obtuvo y mantuvo acceso a elementos de varias juntas de elecciones estatales o locales”, pero ello no comprometía el resultado de las votaciones. Luego, en junio de 2017, The Intercep publicó un documento clasificado de la NSA  que decía que hackers rusos vinculados con la agencia estatal de inteligencia GRU escogieron como blanco a VR Systems en agosto del 2016 y enviaron correos electrónicos falsos a 122 oficinas de elecciones de todo el país, entre ellas las de la Florida. El informe clasificado decía que era “desconocido” si esos esfuerzos habían tenido algún éxito.

Las oficinas de elecciones estatales y locales dijeron que no había ninguna evidencia que pudiera sugerir que los hackers realmente habían tenido acceso a la base de datos de los votantes de la Florida, y que las oficinas de elecciones del estado permanecían seguras. Los supervisores dijeron que no recibieron correos electrónicos falsos, y si los recibieron, no los abrieron. En el Condado Volusia, la oficina de elecciones dijo que se abrió un correo electrónico, pero no el documento adjunto.

Eso fue lo que declararon y lo que han dicho más de una vez desde entonces. Sin embargo, actualmente la evidencia parece ser abrumadora de que falsamente creyeron que era cierto, porque era así como lo quería el aparato de inteligencia de Washington.

“Cuando alguien que conoces tuvo un problema, pero no puedes decirle que tuvo un problema, se pone tenso”, dijo Rubio al Times.

De cualquier modo, no se cree que el aparente éxito en penetrar la base de datos de un condado o condados —cuyos nombres siguen sin mencionarse— haya alterado los resultados de las elecciones del 2016. La tabulación de los votos se mantiene en redes separadas de las redes internas de las oficinas de elecciones, y el Departamento de Seguridad Nacional le dijo a la secretaria de Estado de la Florida Laurel Lee que la votación total de 2016 continuaba siendo inmaculada.

Sin embargo, se desconoce si, y hasta qué punto, los hackers rusos lograron penetrar la base de datos del registro de votantes. Rubio señaló el sábado por la mañana en un tuit que el Comité de Inteligencia del Senado dio a conocer un reporte en mayo de 2018 donde decía que “los hackers rusos escanearon las bases de datos en busca de vulnerabilidades, intentaron penetrar y, en muy pocos casos, lograron hacerlo exitosamente, en una base de datos del registro de votantes”.

Lo cierto es que la decisión del FBI de no compartir información con funcionarios de la Florida, por lo menos alteró los eventos y debates durante la campaña del 2018 por un escaño en el Senado entre el senador Bill Nelson y el entonces gobernador Rick Scott.

El verano pasado, Nelson fue criticado cuando dijo en agosto que los hackers habían penetrado en el sistema de registro de votantes y se movieron con “amplia libertad”. En aquella oportunidad, Nelson dijo que el Comité de Inteligencia del Senado le pidió que ayudara a difundir las preocupaciones sobre el pirateo ruso en el sistema de elecciones de la Florida.

Sin embargo, tras los comentarios de Nelson, la secretaria de Estado de Florida, explicó que había hablado con el Comité de Inteligencia, el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional y no había prueba alguna que pudiese respaldar lo dicho por Nelson. Por otra parte, Nelson nunca elaboró sobre el particular, y una y otra vez dijo que la información era clasificada.

NBC News y McClatchy reportaron tener información de fuentes anónimas el año pasado de que Nelson tenía razón cuando dijo que los hackers habían “penetrado” la red de votantes de la Florida. Pero McClatchy reportó que la declaración de Nelson de “amplia libertad” era una exageración.

La incertidumbre prevalece. Y Rubio, aunque ha pasado mucho tiempo advirtiendo lo importante que es la seguridad en las elecciones, tampoco quiso confirmar lo que dijo Nelson, hasta ahora. El sábado publicó un tuit manifestando que los comentarios de Nelson no constituían información completamente nueva y citó el informe del Comité de Inteligencia del Senado de mayo del 2018.

Pero el hecho que el Comité no notificó directamente a el condado afectado en la Florida sobre el posible hacking es nuevo. El año pasado, funcionarios electorales del condado solicitaron autorización para accesar la información o que el gobierno federal desclasifira suficiente material que les permitiera a funcionarios locales seguir los planes de contingencia.

“El presidente y el vicepresidente del Comité de Inteligencia del Senado nos pidieron al senador Rubio y a mí en junio de 2018 que enviáramos una carta a los 67 Supervisores de Elecciones del condado para advertirles de la intrusión de Rusia en la Florida”, explicó Nelson después de que se publicó el informe de Mueller. “El Informe Mueller deja claro por qué tuvimos que dar ese paso importante, encima de advertencias verbales”.

Un portavoz de Nelson no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios el sábado.

Al parecer, hasta ahora es cuando la agencia está dispuesta a discutir el asunto. Scott y DeSantis dijeron que esperaban saber más sobre las revelaciones en el reporte de Mueller el mes próximo.

Mientras tanto, los supervisores de las elecciones de Florida enfatizan que sus redes están seguras y que han gastado $17 millones en 2018 para proteger su sistema. El viernes, Paul Lux, presidente de la Asociación de Supervisores Electorales del Estado de Florida, emitió un memo en el que expresaba su “profunda preocupación” de que la discusión actual sobre la seguridad de los votantes en Florida esté socavando la fe en el proceso electoral.

“Reconocemos que la amenaza no solo es real”, escribió Lux sobre intentos de hacking, “sino que también cambia constantemente”.

Avatar

Leave a reply