El presidente Lenín Moreno estuvo 73 días de viaje en 20 meses

0
9

El promedio de viajes internacionales del Presidente de la República se redujo en el actual Régimen en relación con los tres períodos anteriores. El exmandatario Rafael Correa completó 3 781 días en el poder -del 2007 al 2017- y realizó 138 viajes. Es decir, hizo un desplazamiento por cada 27 días. El actual presidente, Lenín Moreno, en los 610 días que lleva de gestión ha hecho 16 viajes, que significa un periplo por cada 38 días. La media se redujo en 40,74%. Moreno culminó ayer su decimosexto viaje internacional. Completó 73 días fuera del país en este lapso. La cifra se obtiene de las fechas de los desplazamientos que constan en los decretos ejecutivos publicados en el Centro de Gestión Gubernamental.

El Primer Mandatario ha estado en 16 países como representante del Ecuador. España -con tres visitas- es el destino más recurrente. El viernes visitó la Universidad de Salamanca, donde fue galardonado. En cuanto a los motivos, las posesiones presidenciales -cuatro viajes- son los más constantes. Respecto de los acompañantes, el Mandatario tuvo comitivas con 129 funcionarios. Su esposa y primera dama, Rocío González, estuvo en 15 de los 16 viajes. Y Pablo Campana, ministro de Comercio Exterior, en 11. En el mismo Centro de Gestión reposan los decretos ejecutivos de los tres períodos presidenciales anteriores, los de Correa. Estos determinan que la cantidad de viajes internacionales en el actual Régimen se redujo. El expresidente Correa realizó 23, 31 y 24 viajes en los primeros 20 meses de cada uno de sus tres períodos. Pero los días del Mandatario en el extranjero no varían mucho. Correa estuvo 80, 72 y 73 días en el extranjero, respectivamente. Y Moreno, 73.

Este Diario consultó a la Cancillería cómo se definen los viajes en el actual Gobierno, qué parámetros rigen para delinear las comitivas y cuál es la agenda para este año. Se explicó que la agenda internacional que cumplirá Moreno durante el 2019 aún está en preparación, por lo cual “no podemos adelantar aún ninguna información”. “La agenda internacional se define según las necesidades de política exterior, que también guía la conformación de la comitiva que acompaña al Presidente en el cumplimiento de su agenda de trabajo”, respondió la entidad pública. El expresidente Lucio Gutiérrez comenta que, al menos durante su gestión, la última palabra sobre la agenda de viajes la tenía él, pero se hacía una coordinación con Cancillería. Mencionó que hay diferentes tipos de viajes.

Por ejemplo, las visitas oficiales se hacen generalmente por invitaciones de los países. En esos casos, la Cancillería se encarga de analizar los posibles proyectos de cooperación y se define si el viaje se realiza o no y quiénes acompañan al Mandatario. Por otro lado, están los desplazamientos a cumbres y reu­niones multipartes que -según Gutiérrez- son necesarios por cuestiones diplomáticas. Y las posesiones presidenciales, en cambio, se hacen en reciprocidad a la asistencia de a las posesiones en Ecuador. La agenda de viajes por la política exterior de Moreno, es decir los periplos por fuera de las cumbres y posesiones presidenciales, ha estado ligada sobre todo a la consecución de acuerdos comerciales y búsqueda de inversiones. En diciembre del 2017, por ejemplo, el Mandatario estuvo en España. Durante ese viaje trabajó en el ‘lobby’ para la eliminación de la visa Schengen para los ecuatorianos.

El objetivo es la integración en materia de turismo y negocios. Además, se reunió con constructoras locales y les ofreció la oportunidad de invertir en el plan Casa para Todos. En julio del año pasado, Moreno volvió a España. Insistió en el tema de la visa. Pero, en esa ocasión, concretó algunos acuerdos de cooperación. En un foro con la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, el Presidente ofreció proyectos de hidrocarburos, minería y turismo, que tenían el objetivo de captar USD 30 000 millones. En esta semana Ecuador, representado por Moreno, volvió al Foro de Economía de Davos (Suiza) luego de 10 años de ausencia. Durante esta cita, por ejemplo, el presidente se reunió con Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI). Richard Martínez, ministro de Economía, explicó que esta cita abre las puertas a un potencial financiamiento.

El internacionalista Carlos Estarellas considera que la agenda internacional de Moreno ha generado mucha expectativa. Los viajes presidenciales -dice- se justifican por los resultados. Pero hasta el momento se ha invitado a inversionistas y a Gobiernos aunque todavía eso no se ha traducido en llegada de capitales. “He visto los traslados del presidente (Moreno, al exterior) y los detalles de su agenda, pero hasta ahora nada más. Habría que esperar los resultados a largo y mediano plazos para que se justifiquen (los ­viajes)”, explicó.

http://ElComercio.com

Avatar

Leave a reply