La batalla del 30 de Marzo

0
11

Santo Domingo. – El 30 de marzo de 1844, se produjo uno de los acontecimientos históricos más importantes, para sustentar lo que hoy conocemos como Independencia Nacional.

Aunque la ingratitud de muchos Historiadores ubica a Ramón Matías Mella, simplemente como uno de los que recaudo fondos para la compra de armas; quiero dejar claramente establecido, que fue a Mella a quien los independentistas delegaron para contrarrestar la columna dirigida por Jean Louis Pierrot.

Se justo lo primero si queréis ser felices decía el padre de la patria, y en base eso debemos destacar la participación desde Bani del coronel Ramón Santana, hermano de Pedro Santana. Aunque no tenemos la certeza de esta información, pero más de una ocasión, se ha dejado a entender que Ramón Santana fue envenenado por su gemelo Pedro Santana.

El general José María Imbert el 27 de marzo del mismo año, acepto el reto de preparar un contraataque al ejército haitiano, cosa que muy difícil pues ya las tropas dirigida por Ramón santana se habían retirado por orden de Pedro Santana. José María Imbert, recibió el respaldo de figuras del nivel de: Pedro Eugenio Pelletier, jefe de la línea principal, Archielle Michell, encargado de la Defensa del Fuente Libertad, el comandante Ángel Reyes, Ramón Franco Bidó, José Nicolás Gómez, Fernando Valerio López, los artilleros José M. López, Lorenzo Mieses, Dionisio Mieses, José Gómez Mallot, Toribio Ramírez, Marcos Trinidad López y otros.

Aunque a nadie le gusta hablar de las batallas perdidas, pero el 23 de marzo de 1844 en Dajabón, mordimos el polvo de la derrota en el asentamiento dirigido por Francisco Antonio Salcedo esto provocado por el retiro de las tropas de Santana. A tarde del 29 de marzo, el general Pierrot dividió sus tropas en Dos y entro a la ciudad de Santiago de los Caballeros con un aproximado de 4,000 soldados ubicándose en gurabito por donde hoy está el valle de la muerte o Arena del Cibao.

El Ejército Dominicano dirigido por José M. Imbert aguardó en el fuerte Dios, Patria y Libertad situado frente a la sabana de Santiago de los Caballeros, por donde hoy se encuentra el edificio de La Universidad Autónoma de Santo Domingo. La artillería al mando de Fernando Valerio (a quien se le construye en su honor un parque hoy habitado por prostituta haitiana en Santiago) y los andulleros jugaron un papel preponderante para el triunfo de la Batalla de Santiago o Batalla del 30 de marzo. Esa batalla la ganamos y no por eso debemos llamarnos libre e independientes pues hoy nos encontramos invadido en complicidad con el Estado dominicano, por un ejército saqueador de nuestro oro y es la funesta Barrick Gold.

http://sincortapisa.com

Avatar

Leave a reply