Lenín Moreno recibe apoyo a su política exterior con Guaidó

0
14

La visita de Juan Guaidó al Ecuador reflejó dos escenarios: el ‘viraje’ del país en su política exterior y la necesidad de formar parte de organismos como el Grupo de Lima, en el objetivo de profundizar el apoyo a Venezuela hacia una transición para elecciones libres. En esos puntos coinciden algunas de las figuras de la sociedad civil y política que participaron en Salinas en una reunión privada la noche del sábado 2 de marzo del 2019 con el presidente interino venezolano y el mandatario Lenín Moreno.

En dicho encuentro participaron líderes de bancadas como Henry Cucalón (PSC), Homero Castanier (Creo) y Lenín Hurtado (Unidad Popular); los exvicepresidentes León Roldós y Alberto Dahik; el presidente del Consejo de Participación Ciudadana, Julio César Trujillo, además de periodistas, funcionarios y líderes del sector educativo. Guaidó dijo que con la reunión con Moreno se reanudaban las relaciones entre ambas naciones. También dijo que su periplo en la región reafirmaba el apoyo a su gestión y anunció una nueva jornada de trabajo. Moreno, en cambio, afirmó: “Nosotros estaremos pendientes, atentos, a las coordenadas que marquen el pueblo venezolano y usted”. Para Dahik, esta visita tiene muchos significados.

El primero, dijo, confirmó el viraje de la política ecuatoriana en temas internacionales. “Se cambió de la irracionalidad a la sensatez, del fanatismo castro-chavista a las libertades y validaciones de la democracia y hacia la comunidad internacional que actúa por sentido común”. También cree que Ecuador aportó con su grano de arena en el objetivo de que vuelva la democracia en ese país, en la lucha contra la corrupción. No obstante, cree que el gobierno de Moreno debe dar un siguiente paso, tras la “histórica” visita: integrar el Grupo de Lima. “Ahora se necesita de apoyo y más apoyo, toda instancia internacional en la que Ecuador pueda ayudar debe ser usada, toda posible declaración en la cual participen varios países debe contar con la participación del Ecuador. Es necesario que el país se integre también al grupo del Lima, de tal suerte que la presión sea cada vez mayor”.

Con él coincide Castanier, quien considera que la posición ecuatoriana dejó “un saldo positivo” porque tendrá una incidencia en los tres posibles escenarios que pudieran producirse tras el regreso de Guaidó a Venezuela. El primero es el desgaste del apoyo internacional que sufre Maduro; el segundo, la implosión de las Fuerzas Armadas que produzca un quiebre, y al final una intervención militar. “Ecuador ha tenido un papel muy importante en el primer escenario, ya ha reconocido la ilegitimidad de Maduro. En el tercero, el presidente Moreno se ha mostrado a favor de buscar una salida pacífica. Guaidó, en cambio, no descartó lo contrario. Es una posibilidad a la que no quiere llegar, pero “está en el escenario”.

De su parte, Hurtado consideró que Ecuador se jugó y apostó por la paz y la tranquilidad de un pueblo que está agobiado por la crisis. “Algo hay que hacer, no hacer nada no es una opción para la región, porque a todos nos afecta”. Agregó que el diálogo entre ambos mandatarios dará luces en temas como la “enorme migración”. El embajador venezolano, René de Sola, cree que Ecuador ha dado un “paso grande” en el objetivo de Venezuela de restablecer el orden constitucional y alcanzar elecciones libres y transparentes. El excandidato presidencial Guillermo Lasso publicó un video en su cuenta de Twitter donde contó la reunión que mantuvo la mañana de ayer con Guaidó en su casa en Punta Barandúa, a 30 minutos de Salinas, antes de que este emprenda su viaje a Caracas. Lo calificó como un hombre valiente, que con gran carácter está defendiendo a su país.

En otro tuit comentó: “son varias las luchas que nos unen con @jguaido. Él ahora lucha contra el dictador Maduro, yo luché contra el dictador (Rafael) Correa”. Cucalón, de su parte, aseguró que se demostró que hay un Estado que respalda a Guaidó y condena a un “régimen dictatorial” encabezado por Nicolás Maduro. El legislador indicó que la posición ecuatoriana convirtió al país en una especie de garante en el apoyo regional, para lo cual cree que se podría ingresar al Grupo de Lima. “En la reunión entre ambos mandatarios hubo una pregunta al respecto y el presidente Moreno supo indicar que no lo descarta”.

http://ElComercio.com

Avatar

Leave a reply