Síntomas que indican que debes visitar el médico

0
7

Santo Domingo. – Los expertos en salud indican, que se debe realizar un chequeo médico cada cierto tiempo, hay que prestar atención a los síntomas o señales que envía el cuerpo humano como alerta de que puede existir algún problema en el organismo. Prevenir enfermedades debe ser una de las prioridades para cualquier persona, siempre.

El médico internista, Eduardo López, dice que, a la pérdida repentina de peso, la fatiga física, los dolores de cabeza constantes, la fiebre persistente o las sudoraciones nocturnas son síntomas a los que hay que prestarles atención. Cada organismo presenta de forma diferente las alertas; todo dependerá de la edad, el sexo y el historial médico.

A continuación, se presentan algunos síntomas de alerta que envía el cuerpo ante la presencia de diferentes dolencias. Si usted padece algunas de estas molestias, se recomienda visitar al médico para un diagnóstico temprano.

Trastorno en ciclos del sueño

El no dormir bien puede derivarse de enfermedades físicas como hipertensión, obesidad, problemas cardiacos o pulmonares y trastornos endocrinos. Además, también puede ser el resultado de estados depresivos, ansiedad o estrés.

“Los trastornos del sueño también pueden ser el resultado de malos hábitos antes de dormir. Es decir, exposición prologada a luz artificial como la televisión, computadora o celulares, así como el consumo excesivo de comida y cafeína antes de acostarse”, afirma López.

Cambios o alteraciones en las uñas

Las uñas pueden reflejar problemas en el organismo. “Las alteraciones o enfermedades de las uñas pueden derivarse de infecciones por hongos, deficiencia de vitaminas como biotina (B8), estados de desnutrición crónicos, enfermedades autoinmunes o enfermedades propias de la piel”, explica López.

Si las uñas se tornan pálidas y pierden su brillo, puede ser síntomas de algún problema de anemia o falta de glóbulos rojos en la sangre. Además, si las uñas están agrietadas y quebradizas, pueden indicar que hay problemas en la tiroides.

Cambios en la orina

Por medio de la orina se puede obtener información acerca de algunos órganos, por lo que es importante prestarle atención a los cambios que presente en olor, color y densidad.

De acuerdo con el médico internista Vladimir Chaco, la orina de una persona saludable es amarilla claro y un olor no demasiado fuerte. Un cambio en sus características puede ser síntoma de retención de líquidos, deshidratación o diabetes. Orinar con demasiada frecuencia puede indicar presencia de infecciones urinarias.

Peso inestable

Subir o bajar de peso exageradamente sin una rutina de ejercicio establecida o un control alimenticio puede revelar la existencia de dolencias crónicas. Por ejemplo, enfermedades provocadas por infecciones o trastornos tiroideos.

Aumentar repentinamente una cantidad significativa de peso puede deberse a desequilibrio en la glándula tiroidea, retención de líquidos o problemas en el corazón y riñones.

“Debido a la temporada que acaba de pasar, de fin de año, es lógico que usted haya subido de peso porque se come más de lo común. Si ahora decide hacer ejercicio, lo puede bajar. Pero, cuando aun comiendo su porción normal y sin hacer ejercicio adelgaza considerablemente, entonces ya es una señal de que algo no está bien”, explica Chaco.

Hinchazón en tobillos, pies y piernas

Más allá de que se hinchen las extremidades inferiores del cuerpo por pasar mucho tiempo de pie, los médicos indican que también puede ser el reflejo de que algo no está bien. “Este malestar puede deberse a retención hídrica debido a problemas cardíacos, renales, hepáticos o problemas relacionados a trastornos venosos como insuficiencia venosa”, indica López.

La hinchazón de tobillos, pies y piernas, para considerarse un síntoma de alguna enfermedad, debe de ser constante.

Fatiga severa

Padecer de fatiga severa puede ser síntoma de enfermedad cardiovascular. Según Chaco, las enfermedades cardiovasculares son un enemigo silencioso, porque muchos pacientes no les prestan atención a sus efectos y, por ello, no buscan tratamiento hasta que es demasiado tarde.

“El síntoma más común es la fatiga severa. Por ejemplo, usted se cansa demasiado al subir tres gradas o al caminar una cuadra”, explicó.

Frecuencia para ir al baño

La frecuencia para ir al baño y las características de las heces fecales brindan información importante acerca de la salud. Los cambios en los hábitos de defecación pueden ser síntomas de diabetes no controlada o trastornos de próstata. Además, la coloración es importante, ya que las heces de color negro pueden indicar patologías graves como sangrado gastrointestinal o deberse al consumo de suplementos que contengan hierro. Por el contrario, las heces blancas o pálidas pueden deberse a problemas en el hígado.

http://sincortapisa.com

Avatar

Leave a reply